Home

En algún lugar he visto, oído o leído una de esas listas a las que la gente es tan proclive. Esta vez, aprovechando la proximidad de Halloween –o Todos los Santos, como se prefiera–, se hacía relación de las películas de miedo que dan más miedo. Y resulta que la primera era El exorcista. Lo cual puede sorprender, teniendo en cuenta que el de terror ha sido un género generoso para el cine.

En mi caso concreto, yo tardé mucho tiempo en ver esa película, y no porque no me atreviera. Así que la versión que vi fue la de montaje del director. Como no había visto la versión montaje de otro que no es el director, tampoco pude apreciar las diferencias, pero haberlas haylas (véase, por ejemplo, este completo estudio de la película, donde se citan).

Aun así, El exorcista es un buen ejemplo de cómo se puede hacer una película de miedo sin que abunden los sustos; de hecho, en estos momentos yo sólo me acuerdo de uno, cuando de pronto llaman al padre Karras por teléfono, y se asusta hasta él. Y es que la peli explota otros recursos distintos del sobresalto. Por ejemplo, la atmósfera gris de toda la película, que le quita la vocación hasta al cura más fundamentalista; o la presencia de Max Von Sydow, que cuando está ejerciendo de exorcista parece talmente de una película de Dreyer (más que de Bergman).

 

Pero lo que a mí más me estremeció es cuando la niña Regan (por cierto, oportuno nombre para un personaje endemoniado) interrumpe el sarao que tiene lugar en casa de su madre –y que parece la fiesta de fin de año de Popular TV– y le dice a uno de los invitados, que es astronauta: “Usted morirá en el espacio”. Lo que da miedo es que, luego, ese hilo ya no vuelve a salir en toda la película, y uno se queda con la incertidumbre de qué pasará.

Por cierto, que uno de mis mitos culturales se vino abajo cuando oí en su contexto la frase que dice la chica poseída: resulta que dice “¿Has visto lo que hace la cochina de tu hija?”, y yo siempre había creído que era “¿Has visto lo que hace la guarra de tu hija?”. La verdad es que esta última forma me parece bastante mejor; aunque sólo sea porque forma un perfecto alejandrino.

Anuncios

2 pensamientos en “El exorcista 2.0

  1. Mmmm… ¿Y a mí que me suena mucho esto que escribe aquí? ¿Será que ya lo he vivido anteriormente?

    Por sssierto, que lleva razón en lo que dice. Alexandrinus incluido.

    Saludos galákticos.

  2. Tratándose de temas ultraterrenales, sr. Bettik, no le extrañe esa sensación de reencarnación. Yo también sentí como si el aliento de otro me soplase en la nuca mientras lo escribía, o como si algún matapalabras se revolviera en la tumba del olvido en donde yace.
    O eso, o es que el invierno ha venido de golpe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s