Home

De vez en cuando, me entran ganas de escuchar a Jonathan Richman. Es un músico al que siempre vuelvo, y que nunca ha dejado de gustarme, a pesar de su tremenda peculiaridad.

jrRichman puede gustarte o no, pero es un tipo que difícilmente cae mal. Es curioso que este hombre, que casi siempre emana un aura de beatitud empanada, se inspirase en sus comienzos en la Velvet Underground, que de radiantes tenían bien poco. Y sin embargo, si se oyen sus primeros trabajos con su grupo The Modern Lovers, sí que se adivina esa influencia velvetiana. Claro que mientras que John Cale y Lou Reed parecían agujeros negros, Richman era un sol, en todos los aspectos.

Musicalmente, Richman es un perfecto ejemplo de minimalismo bien entendido. Dejando aparte su primera etapa con los Modern Lovers, gran parte de su carrera en solitario se basa en su voz nasal y de acento bostoniano más su prodigioso arte para combinar dos o tres acordes en su guitarra. Esta esencialidad no le ha hecho esquivar los más variados géneros, que quedan siempre impregnados de un aroma Richman. Es algo similar a lo que pasaba con Thelonious Monk, que convertía cualquier estándar en música de Monk; pues cualquier canción que pasa por las manos de Jonathan Richman se convierte en una canción de Jonathan Richman. Y eso sin mencionar sus excursiones por otras lenguas: hace falta tener mucha presencia de ánimo para atreverse a cantar en español como Richman lo ha hecho en unos cuantos discos. Pero ahí están esas interpretaciones, con una pronunciación, sintaxis y uso léxico que quedan totalmente coherentes en el contexto.

Curiosamente, yo tenía bastante escuchado a Jonathan Richman, pero apenas lo había visto en acción (creo recordar que dio un concierto en Zaragoza hace muuuucho tiempo). Y no se me había ocurrido que en YouTube seguramente tendría muestras de sus actuaciones. Como así es. Así que, sin más dilación, pongo alguna muestra de que este tío es un auténtico genio. Primero, una canción de cuando llevó a los Modern Lovers hacia el terreno en el que luego se adentraría en solitario. La canción se llama “New England”:

Y luego, de su etapa en solitario, es casi obligatorio contar con “I was dancing in the lesbian bar”, una canción que con un título así ya avisa de que no puede dejar indiferente a nadie. Tiene una letra absolutamente brillante (aquí, por ejemplo, puede leerse); y resulta maravilloso cómo de una manera tan sencilla puede construirse una canción que podría competir con cualquier clásico de la musica disco. Si a esto se le añade el desparpajo de Jonathan Richman en el escenario, el resultado tiene que quedar muy cerca de la genialidad. En YouTube hay varias muestras de ello. Esta es sólo una de ellas:

En fin, tal vez a alguien le haya picado la curiosidad por escuchar a Jonathan Richman. Como es un músico que ha transitado por multitud de estilos, resultan útiles algunas antologías, en donde se puede encontrar lo mejor de su ya larga carrera, tanto con los Modern Lovers como en solitario.

Un pensamiento en “Jonathan Richman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s