Home

Mi último descubrimiento gracias a internet ha sido un redescubrimiento: la serie de televisión UFO, más conocida en España como OVNI. Yo la tenía en la memoria más remota porque era muy pequeño cuando la echaron en la tele, pero me ha entusiasmado volver a verla. Tanto, que voy a hacer una lista con lo que me ha cautivado de esta serie:

  • salió de la factoría Anderson, el matrimonio formado por Gerry y Sylvia que ya había contribuido al género de la ciencia ficción televisiva dando muy buenas series, como los Thunderbirds, y que aún habría de dar otro título muy bueno: Espacio 1999 (otra serie que forma parte de mi educación sentimental).

  • como todas las series de los Anderson, la ambientación es un factor fundamental. La serie es de 1970, y la acción transcurre en 1980. Esto supone un atrevido riesgo de anticipación de sólo diez años, aunque por los decorados, los atuendos y algunos peinados, la acción igual podría fecharse en un futuro lejano e incierto. Las pelucas de las chicas de la base lunar, los petos del comandante Stryker o las camisetas de rejilla de los tripulantes de la base submarina dejan con la boca abierta. Bien es cierto que muchas escenas transcurren en el interior de los cuarteles secretos de SHADO o en su base lunar, lo que permite ciertas fantasías tecnológicas. Por supuesto, y a pesar de los  avances tecnológicos, no hay ordenadores personales; da igual, en el 1980 de verdad tampoco los habría.

  • la caracterización de los personajes está muy bien. La expresividad no suele ser lo más destacado de los actores de la serie (en eso se parecen un poco a las marionetas que anteriormente habían usado los Anderson). Sin embargo, lejos de ser un defecto, en OVNI se convierte en una virtud. El protagonista de la serie es Ed Stryker, un oficial del ejército estadounidense al que rara vez se le ve sonreir. Es un tipo impermeable con el que cuesta empatizar pero que tiene un magnetismo irresistible. Y casi todo el resto del reparto es igual de impenetrable. Eso sirve para que el espectador no acabe de fiarse de ellos, y algunos de los capítulos se basan en ello.

  • las historias también se contagian de esa seriedad de los personajes. Desde luego, es una serie inglesa de los 70, con lo que el ritmo no tiene nada que ver con una americana del 2000. Tampoco se busque una profundidad insondable, pero las tramas son sólidas y consistentes. Eso sí, narradas con los elementos necesarios. La premisa es que los habitantes de un planeta lejano vienen a la Tierra para raptar humanos cuyos órganos les sirvan de recambio. Para impedir que se produzca un pánico generalizado se crea una organización secreta llamada SHADO (Supreme Headquarters Alien Defence Organisation) encargada de repeler la subrepticia invasión extraterrestre. Esto permite desplegar unos efectos especiales modestos pero que no resultan ridículos a nuestros ojos digitales, pero también contar historias en las que las explosiones y las peleas no son lo más importante.

  • la música de la cabecera es formidable. Aquí se puede escuchar, seguro que a más de uno le revive los recuerdos (yo me la he puesto en el móvil).

  • ¡los protagonistas fuman a todo meter! Y en sus lugares de trabajo…

Pero además de todo eso, yo tengo otro aliciente personal relacionado con la serie, y es que yo la tenía asociada a Mortadelo. Me explico: en OVNI, los extraterrestres viven a miles de años luz de la Tierra, así que para hacer el viaje más llevadero, a los invasores les llenan el traje espacial de un líquido verdoso para que se conserven. Creo que en algún capítulo se ve cómo lo hacen, pero no he podido encontrar testimonio gráfico. Bien, pues cuando de pequeño leí Chapeau el Esmirriau, una de las historias clásicas de Mortadelo, asocié esta escena con los extraterrestres de OVNI:

mortadelo

De hecho, siempre había creido que Ibáñez se había inspirado en OVNI para dibujarla. Consultando la cronología de las historias de Mortadelo (que puede hacerse, por ejemplo, en esta valiosísima página para cualquier seguidor de Ibáñez, Mortadelo y Bruguera), resulta que Chapeau el Esmirriau se publicó entre 1970 y 1971, o sea, justo cuando se hizo la serie de televisión. Lo que ya soy incapaz de recordar es cuándo se emitió en la televisión española. En todo caso, la figura de los invasores de OVNI sí que parece tener un no-sé-qué mortadeliano. A ver si fueron los Anderson los que copiaron a Ibáñez…

Anuncios

2 pensamientos en “OVNI + Mortadelo

  1. Soy un fanatico scfy desde mi infancia. Y recuerdo esta serie UFO con mucha nostalgia, recuerdo que en los 70´s lo veia por tv b/n en Lima Peru, en una epoca donde se vivia un gobierno militar comunista con todas las limitaciones de libertad de expresion pero es paradojico que una serie de este tipo fuera permitida en el Peru, y un gran recuerdo de la musica hay una escena de la serie donde se escucha get back de the beatles una cancion futurista en ese momento. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s