Home

A través de los enlaces que pone Álvaro Pons en su blog La cárcel de papel, he llegado hasta la ilustración que pongo bajo estas líneas. Me ha gustado mucho porque en ella se recogen varios homenajes. Por supuesto, a los Beatles y la portada del Sargeant Pepper’s. Pero también a Segar y su más conocida y celebrada creación, Popeye; aunque para ser más precisos, habría que hablar de Thimble Theater, que es el nombre de la serie donde apareció por primera vez el marinero tuerto, allá por 1929. Y por último, la ilustración es un reconocimiento a otro montón de clásicos del cómic estadounidense de la primera mitad del siglo XX.

El autor de este dibujo es Stephen DeStefano, y en este blog pueden encontrarse otros homenajes varios al genial Segar, incluyendo la versión de Daniel Acuña, otro gran dibujante.

No es de extrañar tantos homenajes: Segar es seguramente uno de los autores de comics más populares, tanto para los lectores como para los propios dibujantes. Su influencia ha sido enorme y continua. Yo solamente voy a mencionar dos casos, porque ambos son dibujantes que siempre me han gustado mucho. El primero es Gallardo, un nombre fundamental en la historia del cómic español. A lo largo de su carrera artística ha pasado por muchas etapas, y en numerosas ocasiones ha demostrado su versatilidad para imitar estilos y crear referencias a otros autores. Aunque puede que por lo que más se le conozca es por ser uno de los creadores de Makoki, personaje que empezó a dibujar en 1977. Las primeras historias de Makoki parecían dibujadas por Segar, y Gallardo no tenía ningún empacho en mostrar sus fuentes. Por ejemplo:

(por cierto, en esta página salen los propios autores de Makoki, Gallardo y Mediavilla. Son los que aparecen en el centro de la tercera viñeta, hablando con Makoki: Mediavilla es el que lleva barba, con nariz larga, y Gallardo está a su lado, pasándole el brazo por el hombro).

Ya que estamos por los caminos del cómic underground, y hablando de dibujantes en los que Segar influyó notoriamente, hay que mencionar a Robert Crumb. A mitad de los 60, Crumb tenía un estilo de dibujo moderno, de líneas finas sin mucho sombreados, sin demasiada fuerza. Dicen que cuando empezó a tomar LSD cambió su forma de dibujar, pero también que en esa evolución influyó el descubrimiento de viejos comics de prensa. Entre ellos, claro, el Thimble Theater de Segar. Esos personajes redondeados con grandes pies, que cuando se asombran se caen de espaldas haciendo Plop!, son descendientes directos de los de Segar. Por ejemplo, Mr. Natural, un personaje muy representativo de esa época:

Seguramente no es casualidad que en Estados Unidos sea la misma editorial la que edite las obras completas de Robert Crumb y el Popeye de Segar. Una edición esta última que Planeta Agostini recogió en español, aunque hace algún tiempo que está parada, por cierto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s