Home

Este verano pasado terminé mi temporada de colaboraciones en El Periódico de Aragón con buen sabor de boca, porque reseñé Los líquenes del sueño, un libro de Ángel Olgoso publicado por Tropo Editores. Ha sido uno de los libros con los que más he disfrutado en mucho tiempo, de los que te reafirman en lo bueno que es leer. En mi reseña dije esto:

Ángel Olgoso ofrece un espléndido catálogo de las posibilidades del cuento
Hay escritores que consiguen crear un mundo propio y reconocible a través de su literatura, lo cual no quiere decir que se repitan y que sus obras se conviertan en algo aburridamente mecánico, sino todo lo contrario. El granadino Ángel Olgoso entraría en esa categoría, y ‘Los líquenes del sueño’, que ha publicado recientemente Tropo Editores, es una buena muestra de ello.
El autor recoge en este volumen la obra escrita “en la primera mitad de sus tres décadas de cultivo del relato breve”, reordenando sus cuentos no por los títulos de los libros donde aparecieron originariamente, sino por una afinidad temática dictada por la propia lógica de su escritura, algo que recuerda lo que hizo Cortázar con sus relatos, a los que agrupó en títulos como Ritos, Pasajes o Juegos. Los de Olgoso son todavía más sugestivos: Las mixtiones naturales, Los lanceros del tiempo o Coreografías del guardagujas alegre son algunos ejemplos, sin olvidar el título del libro entero.
Aludir a Cortázar para hablar de Olgoso no es descabellado, ya que comparte con él algunas características que lo hacen también un soberbio escritor de relatos: su profundo gusto por la escritura, que le hace tanto mimar como forzar el lenguaje con un estilo admirable; la tendencia al relato donde lo fantástico se adueña de lo cotidiano con una naturalidad casi imperceptible; y un sentido del humor que va desde la parodia desmelenada al guiño discreto, un valor añadido que convierte a los cuentos de Olgoso en verdaderas perlas del género. ‘Los líquenes del sueño’ es un entretenido, completo y complejo catálogo de las posibilidades del relato breve, y su variedad construye paradójicamente un único mundo, el de Ángel Olgoso, del cual el lector a duras penas quiere salir una vez lo ha visitado.

Reconozco que antes de leerme este libro solamente conocía a Ángel Olgoso por referencias, que en general eran muy buenas. Aun así, también había visto que a Olgoso se le ponía como uno de los máximos adalides de esa moda tan cuestionable que es el microrrelato. Creo, no obstante, que el propio autor guarda una prudencial distancia ante estas nuevas modalidades literarias, aunque algunas de sus obras podrían entrar en esa categoría. Afortunadamente, leyendo a Olgoso vi que trasciende estas modas, que han llegado a convertirse en una caricatura de la literatura, que ya cansa. Curiosamente los microrrelatos han tenido una resonancia inversamente proporcional a su extensión, y muchas veces a su calidad. La denodada pasión con la que algunos teóricos lo han defendido resultan tan lamentables como la proliferación de microescritores, un término que conviene a la inmensa mayoría de ellos.

En los últimos tiempos, incluso gente de reconocido talento literario ha sucumbido a la tentación del microrrelato, alcanzando en ocasiones lo patético. Por ejemplo, explicando la génesis de uno de esos microcuentos que le había valido un premio, alguien explicaba no hace mucho que “lo escribí en un momento, en realidad. Mi novela tiene tintes policiacos y estaba pensando en un crimen que aparece en ella, en las palabras que podrían cruzar una víctima y su asesino”. Decir que lo escribió en un momento creo que dice bastante de su valor; pero tildar de ‘novela’ a una cosa que no alcanzaba las veinte palabras me parece grotesco. Siempre se puede decir que lo dijo en broma, o irónicamente. Pero mucho me temo que la gracia, como el relato, es mínima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s