Home

Esta temporada empecé mis colaboraciones con El Periódico de Aragón con una sesión extra. Reseñé un libro que sobre Jerry Lewis ha publicado la editorial Cátedra dentro de su colección de cine, y me dieron más espacio del habitual. Esto fue lo que escribí, que puede verse también en la página web de El Periódico:

El genio de un torpón inadaptado que marcó un hito en la comedia hollywoodiense
El zaragozano Pablo Pérez Rubio publica en Cátedra un libro sobre Jerry Lewis

Jerry Lewis es una figura curiosa dentro del firmamento de las estrellas de Hollywood: su nombre es bien conocido, pese a que la valoración que de él se tenga sea bien variada. Para la mayoría del gran público, sigue siendo sinónimo de actor que siempre hace el papel de torpón inadaptado, rompiéndolo todo a su paso mientras balbucea excusas. Y luego hay otro sector que conoce su buena labor detrás de la cámara, escribiendo, dirigiendo y produciendo películas que forman parte con gran dignidad de la historia de la comedia cinematográfica. En todo caso, Jerry Lewis es un buen ejemplo de triunfador en la meca del cine, que paradójicamente se fue oscureciendo poco a poco y voluntariamente, hasta el punto que es difícil decir en estos momentos si aún vive (según la Wikipedia sí, todavía está vivo).
Los comienzos de Lewis en el cine lo asocian con Dean Martin, con quien formó una pareja de listo seductor / feo torpe pero simpático, que funcionó en la pantalla y en las taquillas durante los años 50. Ahí es donde se forjó la imagen más popular de Jerry Lewis, quien no obstante fue acelerando su interés por ir más allá del mero comparsa cómico. El encuentro con el director Frank Tashlin, que dirigió a la pareja en la estilizada ‘Artistas y modelos’, marcó un punto de inflexión en la evolución cinematográfica de Lewis, que pronto se desharía de su compañero artístico para protagonizar algún film antes de debutar como director con ‘El botones’, en 1960.
Lewis pasó entonces a dirigir, producir y escribir sus propias películas, convirtiéndose en uno de los máximos representantes de la comedia cinematográfica estadounidense del momento. Títulos como ‘El terror de las chicas’ (1961), ‘Jerry Calamidad’ (1964), ‘Las joyas de la familia’ (1965) o, sobre todo, ‘El profesor chiflado’ (1963) le convirtieron en una figura de éxito, aunque en sus películas se producía una curiosa dicotomía: como actor explotaba su personaje de torpe confuso e inadaptado –con una fijación casi maniática en el papel de ‘el doble’–, mientras que como director delineaba filmes de impecable hechura, con escenas concebidas casi como un ballet. Esa misma ambivalencia puede verse en los temas que toca: aparentemente son historias sencillas y bienhumoradas, pero esconden una ácida crítica a la sociedad estadounidense contemporánea y sus valores.


Parecía que, con el tiempo, Jerry Lewis se desentendiera del éxito comercial de su obra. Sus películas a partir de los 70, cada vez más escasas, se hicieron también menos complacientes con el espectador, casi experimentales. Tal vez su última gran aparición en la pantalla fue en ‘El rey de la comedia’ (1983), de Martin Scorsese, interpretándose casi a sí mismo. A partir de entonces, los aficionados al cine han mantenido viva su memoria, pero sustentándola en su etapa inicial, o en sus brillantes películas de los 60.
De todo ello habla el zaragozano Pablo Pérez Rubio en un libro que Cátedra ha editado dentro de su colección dedicada a cineastas. Desde sus primeras páginas queda claro el sentido del libro, cuando Pérez Rubio advierte que “en este texto hablaremos de ‘Jerry Lewis’ como metonimia o sinécdoque del conjunto de instancias enunciadoras que hacen posible el sentido de los filmes en que ese nombre aparece en los títulos de crédito”, y recordando la etimología “griega” de la palabra ‘análisis’ para indicar el camino que va a seguir. No obstante, el autor de este trabajo no se queda únicamente ahí, y hace abundantes interpretaciones de las películas de Lewis, ya sea mediante la disección del ‘découpage’ de algunas escenas, o apelando a autores y perspectivas varias, entre las que destaca el psicoanálisis, como cuando desvela que “El profesor chiflado no es más que un relato iniciático que se clausura cuando el personaje alcanza su plenitud sexual y la aceptación tribal”.
Como demostración del autor total –“total filmaker”, como dice Pérez Rubio–, el volumen se cierra con una completa filmografía, atendiendo más al sentido cronológico que a la presencia de Lewis como actor, director, guionista o productor. Muchas veces, como sucede en sus películas, él asumía todos los papeles.

A estas alturas de mi vida yo tengo a Jerry Lewis como uno de los grandes nombres de la comedia estadounidense, más como director que como actor. Sin embargo, cuando era pequeño no me gustaban sus películas. También recuerdo que en una de las veces que volví a ver El profesor chiflado tuve como una revelación, y a partir de ese momento cambió mi opinión sobre él. Creo que tras ver El terror de las chicas se reforzó ese gusto, y a partir de ese momento le presté mucha más atención.

Las películas dirigidas por Jerry Lewis siempre me han parecido raras, en el sentido de que, dentro de un planteamiento más o menos tradicional, suelen cargarse muchas de las convenciones de la narrativa cinematográfica (esto, por otro lado, lo ha hecho siempre el cine de comedia; recuérdese al desaparecido Leslie Nielsen). Pero además, Lewis es de esos directores que parecen usar escuadra y cartabón para hacer sus películas, como por ejemplo Jacques Tati.

Sería una pena no poner alguna muestra del arte de Jerry Lewis en una entrada dedicada a él. Yo he elegido una escena de la primera película que dirigió, El botones, a la que también tengo en muy alta consideración. El jefe le ordena a Stanley el botones que coloque las sillas en una sala donde por la noche echarán una película. Y así lo hace:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s