Home

Hace unos cuantos días, en una multitudinaria presentación de una no menos multitudinaria antología poética, un conocido me preguntó sobre qué me parecían las jóvenes hornadas poéticas que tanto parecen despuntar ahora. Yo le dije lo que siempre digo: no puedo opinar porque no los sigo, pero no los sigo porque lo poco que leído de la gran mayoría no me ha interesado en absoluto.

Yo mismo me he preguntado alguna vez si no les tendré tirria a los jóvenes poetas precisamente por ser jóvenes. Pero hace poco cayó en mis manos un libro de un poeta muy joven que me gustó bastante, así que no debe ser eso. Dos factores diferencian a este poeta de los actuales jóvenes: el primero es que murió en 1976. El segundo, que es bueno. El libro, que ha publicado la editorial Demipage, es una antología que se titula Cuarenta contra el agua. El autor es Félix Francisco Casanova. En El Periódico de Aragón escribí esto sobre él:

La reivindicación de Félix Francisco Casanova asciende un peldaño más con una antología poética
Los caminos de la posteridad literaria son a veces inescrutables. Es el caso de Félix Francisco Casanova: convertido forzosamente en una joven promesa debido a su muerte a principios de 1976, con 19 años, en vida ganó varios premios literarios en el ámbito de Canarias, de donde era originario. Ya de forma póstuma, la colección Hiperión de publicó en 1990 su poesía bajo el título de ‘La memoria olvidada’. Pero no ha sido hasta este mismo año cuando Casanova ha logrado un eco notorio en los círculos literarios españoles, al recuperar la editorial madrileña Demipage ‘El don de Vorace’, una novela con la que el autor ganó el premio Pérez Armas en 1974.
Siguiendo con esa recuperación, ahora Demipage ha editado una antología poética de Félix Francisco Casanova, bajo el título de ‘Cuarenta contra el agua’, que recoge poemas de sus distintos libros, ordenados cronológicamente. De esta forma, la antología funciona como el diario poético de un autor que plasmaba a través de sus versos lo que bullía por su mente; de hecho, Demipage ha publicado a la vez que este libro un diario íntimo de Félix Francisco Casanova, fechado en 1974, que puede leerse en paralelo.
En todo caso, donde mejor puede degustarse el talento de Casanova es en esta antología poética, repleta de imágenes brillantes y poemas de una sorprendente naturalidad. No faltan los momentos de introspección, o de contemplación de la naturaleza en los que los versos transmiten una sensación de plenitud radiante; o poemas motivados por el reconocimiento de las relaciones con otras personas, que van desde un velado temor al sexo hasta la suficiencia de quien era joven cuando los escribió. La magnífica factura de los versos no desdeña, además, un sentido del humor nunca frívolo, pero sí inteligentemente distanciador.

Como ya he hecho en alguna otra ocasión, aprovechando que aquí tengo más sitio que en la columna del periódico voy a poner un par de poemas de Félix Francisco Casanova. El primero no tiene título, y está fechado el 3-5-74:

 

LAS COSAS QUE DAN PLACER
seguro vienen por el río
y en la cascada se lanzan
como ramos de flores
en una procesión
y yo qué sé, afanarse
en recogerlas como un avaro
tiende su capa ante
las monedas de oro,
es, imagino, un error.
Mejor tomarlas como la lluvia
que moja sin querer,
al igual que el viento se lleva
las hojas de otoño.
alegremente.

 

Este otro poema es de unos días después, del 25-5-74:

 

SÍNDROME Nº 5
A quien está a mi lado
le exijo, por ejemplo,
que no me destruya,
ya que no soy ningún ave fénix,
y por favor, si después de muerto
viene a visitarme
que no me cuente los misterios.

 

Otro poema sin título, de enero de 1975:

 

EL LEVE MARTILLEO DEL OTOÑO
como una baraja de naipes afilados
sesga mi memoria,
y al pisar las lenguas secas,
desertoras tristes de sus árboles,
oigo mi voz y no me reconozco,
¿fue tan hermoso ese día de campanas
en que desnudo en la hierba
fabriqué este recuerdo?

 

Y ya el último, con fecha del 18-4-75:

 

LA MISMA VIEJA HISTORIA
Un adolescente aburrido
es, ciertamente, un paisaje
muy triste
y aún más
sabiendo que hay mujeres
que duermen
con la boca abierta
y docenas de parejas
que se hacen el amor
en chino, francés, árabe
o en el idioma
de los delfines.
Por eso hay tantas butacas
en los cines
y tantas camas en las casas.
Y es que la inteligencia
es erótica
y el arte perfecto
el orgasmo.

Anuncios

Un pensamiento en “Félix Francisco Casanova: Cuarenta contra el agua

  1. Habrá que echarle un vistazo a este poeta ahora recuperado. Los jóvenes, y un tanto malditos además, siempre atraen. Incluso como pose que otros imitan…

    Pero algunos de los textos que se reproducen aquí tienen gotas de interés. Sobre todo “El leve martilleo del otoño”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s