Home

Aunque más de una vez he soltado diatribas contra los microrrelatos, hace unos meses acepté ser jurado en un concurso literario que organizaba La Calle, la revista de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza, que precisamente era de microrrelatos relacionados con la ciudad.

La experiencia estuvo bien, por varias razones. En primer lugar, porque leer microrrelatos es bastante rápido. Pero también porque entre el centenar de relatos presentados había algunos bastante buenos; sin ir más lejos, el que ganó y los finalistas.

Mi desconfianza ante el género de los microrrelatos viene porque considero que hay mucho cantamañanas en torno a él, tanto en la parte creativa como en la teórica, que elevan a la categoría de sublime tonterías que lo único que tienen es que son cortas. Para mí, para que un microrrelato merezca la pena ante todo tiene que ser un buen relato. Y muchos de los que proliferan por ahí no lo son.

Los relatos ganadores del premio de La Calle son buenos (claro, por algo estuve yo de jurado, ¿no? :-P). Aun así, por si alguien comprobarlo por sí mismo, pongo aquí el que se llevó el primer premio:

 

LA PUERTA DEL CARMEN

Solía sentarse en una de las mesas del Café y contemplarla a través del cristal durante horas. La recorría una y otra vez con la mirada deteniéndose en aquellas cicatrices causadas por la artillería enemiga siglos atrás. Los vehículos circulaban sin cesar en torno suyo sin ver en ella más que otra glorieta de la ciudad. Una puerta por la que nadie entra –pensó. Y movido por esta idea, abandonó el establecimiento, sorteó no sin fortuna el aluvión de coches y una vez ante el monumento, avanzó decidido. El ir y venir de gente era constante al otro lado. Sin dudarlo se sumó a las tareas de defensa de la ciudad. El Francés no tardaría en atacar de nuevo.

 

El autor del relato es Raúl Garcés Redondo, de Zaragoza, a quien conocí el pasado sábado en la entrega de los premios –y he descubierto que mantiene un blog, Manchas de tinta--, junto a otros de los galardonados. La entrega fue durante la Asamblea Anual de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza, en el Centro Cívico de Valdefierro, adonde llegué no sin cierta dificultad (nunca he andado mucho por ese barrio), y con algo de ayuda tecnológica. Tras la entrega nos hicieron una foto, que pongo seguidamente:

Ahí estamos, en la plaza de la Inmaculada de Valdefierro, y de izquierda a derecha: yo (perdón por citarme el primero, pero así están las posiciones); Félix Moreno, presidente de la FABZ; Raúl Garcés, ganador del concurso; Sergio Allepuz, uno de los cinco finalistas; y Elvira Lozano,  que también fue jurado y es la responsable de prensa de la FABZ (y, por cierto, ha sido quien me ha pasado la foto).

Para todos aquellos que se han quedado con más ganas de microrrelatos, en el próximo número de La Calle saldrán publicados todos los premiados.

5 pensamientos en “Concurso de microrrelatos de la revista La Calle

  1. Muchas gracias Miguel Angel. No habia visto la foto. A ver si me la envian por correo electrónico para tenerla de recuerdo. Un abrazo.

    • Es verdad, doy fe de ello. Fue una mañana de microrrelatos y macrocruasanes.

      Gracias por los comentarios, Raúl.

  2. Pingback: IV concurso de microrrelatos “La calle de todos” | Vísperas de nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s