Home

Hasta el próximo 6 de noviembre se puede ver en el Centro de Historia de Zaragoza la exposición Proyecto Zeta, en la que yo participo. Por aquí ya he hablado de ella, y tras su inauguración ha habido bastante gente que la ha comentado. Así que ahora yo me voy a centrar en mi parte; además, el día que yo vi la exposición me pareció que no se oía muy bien, y de esta manera ofrezco la posibilidad de ver y oír bien el audiovisual que hice, con el inspirado título de Zetas. Aquí está:

Cuando Sagrario Manrique me habló por primera vez de la idea de Proyecto Zeta, hace más de dos años, yo enseguida pensé en hacer un audiovisual. Para la Expo de 2008 de Zaragoza ya había hecho alguna cosilla, y para lo de la Zeta retomé el mismo planteamiento de aprovechar las nuevas tecnologías para hacer algo que quedase mínimamente apañado.

En cuanto al contenido, recordé que Pilar Manrique me había echado una bronca monumental cuando vio proyectado mi vídeo de Las Delicias, porque decía (y no le faltaba razón) que mareaba. Así que en esta ocasión me planteé que el vídeo tuviera mucho movimiento, pero que a la vez fuera estático. De ahí lo de las 16 ventanitas por las que finalmente se asoma la Z. Lo que se ve en cada ventanita lo saqué todo de YouTube (era una constricción que me autoimpuse), y son imágenes relacionadas con la Zeta, algunas más evidentes que otras.

En un alarde narcisista, no me resistí a incluirme a mí mismo en el vídeo: el tipo que sale en la tercera ventana de la primera fila soy yo, con una careta de cartón de Rodríguez Zapatero que un día apareció por la redacción de El Periódico de Aragón. Me puse a hacer el tonto imitándolo, alguien lo grabó, y luego yo mismo lo subí a YouTube. Como hacía Hitchcock, salgo sólo al principio, y esa imagen se desvanece pronto.

Los textos son algo equivalente a las imágenes: todos describen características de la zeta, ya sea por su forma, su sonido o por lo que significa. Para su recitación, igual que sucedía con los vídeos de Las Delicias, conté con la inestimable colaboración de Jorge Loquendo, otro mito de Internet.

La música la “compuse” yo mismo: en cierta página web (he estado buscando el enlace y lamentablemente no lo he encontrado) encontré un sencillo secuenciador que funcionaba a tiempo real, con el que se podían hacer melodías sin mucha complicación. Me puse a ello, y grabé una piececilla de unos tres minutos y pico, que era lo que calculaba que duraría el vídeo. Así que la música que acompaña mi Zeta es una improvisación, porque la fui elaborando sobre la marcha.

Finalmente, con el mismo programa de edición que ya usé para lo de Las Delicias hice todo el montaje de las imágenes, añadí la música, la voz recitando, y ya está.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s